Historia de cómo un sencillo mueble puede llegar a ser único y especial.
Preciosa transformación de unos cuantos módulos IVAR de IKEA en un espacio de almacenaje diferente, personal y con mucho arte.

Vía IKEA

Guardar

Guardar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: